Mantener la motivación

Estudiar una oposición es un proceso de superación personal. El número de horas que puedes estudiar concentrado,  el dominio del tema o la fluidez al elaborar resúmenes y esquemas va mejorando y aumentando progresivamente. Y, de forma indirecta, al mantener la disciplina y esa autoexigencia que te permite ir un poco más allá cada día, la confianza en tu capacidad y la motivación van aumentando, visualizándote cada semana un paso más cerca de tu objetivo.

Para que este proceso sea de verdad una línea progresivamente ascendente, debes confirmar que prestas atención a los siguientes aspectos:

  • te marcas objetivos semanales y mensuales, y los cumples.
  • mantienes el nivel de presión justa. Ni por encima de la necesaria, que te hace vivir el estudio con frustración y ansiedad por no cumplir las expectativas; ni por debajo, que no te ayuda a superarte ni a aumentar el rendimiento.
  • intentas marcarte objetivos exigentes, saliendo de la zona de comodidad, porque la excelencia suele estar ahí. Somos capaces de hacer mucho más de lo que creemos.
  • entiendes el fallo como una señal de aquello que necesitas mejorar: por ejemplo: los errores en los test son temas que hay que repasar, un mal día de cante es un tema que debes repasar y volver a cantar, etc.
  • disfrutas del proceso, porque es una decisión que has tomado tú y es el camino que tienes que recorrer para alcanzar tu sueño. No estas de mal humor, ni con más tensión negativa añadida hacia los que te rodean.
  • si, por determinadas circunstancias, no es tu convocatoria para aprobar, al menos te planteas alcanzar tus objetivos personales, que te acercan a la meta para el próximo año.
  • te refuerzas cada día, disfrutando del poco tiempo que tienes de descanso, haces llamadas a las personas que quieres y disfrutas de otros roles que también son tu vida y no quieres abandonar.

Si prestas atención a estos aspectos, entrenas un estilo de afrontamiento positivo que mejorará la confianza en ti, sin acumular ideas negativas sobre tu capacidad. Aprobar una oposición es el resultado de mantener de forma constante y disciplinada unos hábitos, no sólo de estudio, sino también de pensamiento. Añádele muchas horas, determinación, concentración y técnica y, más o menos por ahí, está tu plaza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s