Recuerda: estás formándote para tu próximo trabajo

Quiero plantear diferentes formas de enfocar los largos días de estudio: puedes vivirlos como una tortura china, repitiéndote una y mil veces qué tienen que ver esas leyes contigo y sentir que son algo ajeno a ti. O, por el contrario, puedes aceptar que debes formarte para ese puesto de trabajo que quieres desempeñar, que entraña bastante responsabilidad y del que, a día de hoy, no sabes nada.

Cuando estudiaba y tenía algún día que se me hacía cuesta arriba, intentaba pensar que no estudiaba sólo para aprobar, lo hacía también con el fin de prepararme para ese trabajo con el que soñaba. Quería formar parte de una Administración de la que no sabía nada, tendría que desarrollar un puesto de elevada responsabilidad que no había desempeñado nunca y manejarme en un marco legislativo que desconocía por completo. Por lo tanto, tiene lógica pensar, que ese puesto no llegaría únicamente como fruto de mi deseo, del azar o de la suerte, sino que tenía que ser consecuencia de un proceso. Un proceso de formación, tanto técnica y legislativa, como de superación personal. Y así creo que es. En aquel momento me gustaba pensar que, cuando dominara toda la materia, ese puesto sería inevitablemente para mí.

Si quieres formar parte de la Administración Pública debes conocer en profundidad el marco legislativo que la sostiene, porque tú serás representante de esas leyes. De hecho, al convertirte en funcionario, tú serás garante de la ley. Si no la manejas con soltura, aún te falta preparación para desempeñar ese puesto y lo justo sería que otras personas más preparadas lo consiguieran. Así que, te propongo que amplíes el punto de vista y te reconcilies con las partes “más feas” del temario.

Cuando empecé a trabajar como funcionaria, justo después de aprobar, me di cuenta de la confianza y seguridad que me daba dominar y manejar tanta información técnica y legislativa.

Recuerda: el tiempo que dedicas a estudiar  es un complejo proceso de formación y aprendizaje,  necesario para desempeñar con eficacia el trabajo que sueñas. Piensa que hacer un máster, también es un proceso de formación, que requiere al menos 2 años y te coloca de nuevo en la cola del paro o en condiciones laborales bastante peores. Así que, proporcionalmente, compensa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s